Desde el pasado fin de semana, (previo aviso a sus familiares) el Centro de Reclusión Nacional de Guadalajara de Buga, no permitió el ingreso de alimentos por parte de los visitantes a quienes allí se encuentran privados de la libertad, correspondiendo  así a disposiciones de régimen interno que en su autonomía y facultad, cuenta el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario Inpec -INPEC-.

Lo anterior con base en lo establecido en la Ley 65 de 1993, Ley 1709 de 2014 y el Artículo 58 de la Resolución N°006349 de 2015, esta última por medio de la cual, se adoptó dicho régimen, teniendo presente la responsabilidad que le corresponde al INPEC, de velar por las condiciones higiénico-sanitarias de los alimentos que antes ingresaban los visitantes al interior de los establecimientos de reclusión, buscando prevención de enfermedades de transmisión alimentaria o inconvenientes de contaminación cruzada por mala manipulación de alimentos durante su transporte hasta el establecimiento.

Es preciso indicar que la alimentación del día a día se continúa brindando a los internos por parte del INPEC acorde a los parámetros alimenticios, sanitarios y menús establecidos, y que los días de visitas, se suplen las necesidades de alimentación a la población privada de libertad y sus familiares, a través del expendio del establecimiento que ofrece tres menús para su adquisión.

Esta determinación fue puesta en conocimiento por parte de la direción del centro carcelario a la Personería Municipal de Guadalajara de Buga, para que como institución que promueve y defiende los Derechos Humanos, ejerza los controles a que haya lugar y considere pertinentes.

 

¡Compártelo!