Manifestaciones de rechazo ha generado en distintos sectores de opinión, la reciente aprobación en el Congreso de la República, para que las representantes de las FARC puedan hacer su campaña política, sin que primero hayan sido juzgados por la Justicia Especial de Paz.

Las expresiones en contra de tal decisión, más allá de haber sido expuestas por líderes o reconocidos protagonistas de la política, son también manifestadas por ciudadanos del común, quienes incluso, no es que se opongan a que los hoy exguerrilleros participen y lideren procesos políticos, si y solo si, se someten y cumplen con lo que determine la justicia especial que se creó para tales efectos.