Si hubiese escuchado la frase “me acabo de enterar” era mejor dejar de cubrir el evento de la sesión conjunta, entre Concejo Municipal de Guadalajara de Buga y la Asamblea Departamental del Valle del Cauca.

Claro está que, haber escuchado frases como “no sabíamos qué se había hecho” o, “no hemos sido informados” con relación a lo que ha anunciado, intervenido e incluso realizado la Gobernación del Departamento y los trámites de apoyo desde la Asamblea Departamental, para con logros o resultados en beneficio de la ciudad de Guadalajara de Buga, daban como para no haber continuado presente en tan importante espacio de encuentro de ambas Corporaciones.

Siempre desde este escenario he valorado y reconocido el trabajo y capacidad de quienes en el ejercicio de lo público realizan por las comunidades que representan y, particularmente, he admirado y me identifico con la información que día a día generan quienes integran las Corporaciones de elección popular, ya que son fuentes generadoras de noticias y de opinión en estos asuntos políticos, públicos e institucionales, que son en los que más se enfoca este medio de comunicación.

No es mi interés hacer despliegue al acto final con el que desafortunadamente terminó la sesión conjunta de Concejo y Asamblea, ya que a mi juicio, fue de mayor connotación, el hecho de haber dejado la impresión, que el Concejo Municipal de Guadalajara de Buga, “no está enterado” de lo que ha contribuido el gobierno departamental dentro de su plan de desarrollo para con este municipio. Una impresión como si no hubiese existido nunca, la comunicación de una sílaba frente a lo que haya o no haya dejado de hacer la administración seccional o su junta directiva a lo largo de este tiempo.

Es como si el Concejo Municipal, jamás hubiera escuchado las declaraciones o manifestaciones de gratitud de parte del alcalde hacia la gobernación, asamblea y entidades involucradas en los logros y realizaciones de varios planes y proyectos para con esta administración local. Es como si los integrantes de la Corporación edilicia, jamás hubiesen escuchado, leído o visto información de funcionarios, asambleístas y de la misma gobernadora cuando ha venido aquí, a participar y a hablar con las comunidades, gremios o sectores frente a temas de ciudad y región.

Es como si no se tomaran la tarea de “al menos una vez a la semana” consultar por cuenta propia los canales informativos institucionales u oficiales de las web de la gobernación y la asamblea departamental que bastante mueven información y, aún de la propia información que en esos mismos medios, divulga el gobierno local, por no mencionar la información que bien, regular o mal, difundimos los que tenemos algún espacio de comunicación.

No pretendo reclamar en los Concejales, que sean oyentes, lectores, televidentes o cibernautas de los diferentes espacios de los medios de comunicación, al fin y al cabo, no falta quien argumente que no somos el canal oficial para darse “por enterados” de lo que las instituciones hacen o no, pero sí raro es, que para unos casos, estos canales que indico resulten ser “la base o fuente” para supuestamente conocer y enterarse de unas cosas, pero para otras no.

No puede ser que, por no acudir a espacios institucionales convocados o invitados (como los que se han anunciado o realizado aquí) sea por razones de diferencias políticas o quizá personales, haya llevado a algunos cabildantes a manifestar no saber nada de lo que ha coadyuvado el departamento para el municipio y “sea por eso” que todavía “estén esperando” el oficio equis o ye, por medio del cual se le entere de manera personal y oficial, que hubo una diligencia de aprobación de recursos por parte de la asamblea y de decisión de la gobernación, para que ejemplo, Buga contara con unos dineros con los cuales se están realizando unas obras de adecuación de las graderías del patinodromo del norte, unas pavimentaciones en los callejones de El Vínculo, unos recursos para cubiertas y adecuación de escenarios deportivos como lo que se va a hacer en La Magdalena, en el sector de El Bosque, Parque La Ventura y Parque de Alto Bonito, los aportes para unos estudios en el tema de la PTAR o, porque no, la PTAR del Sur (ayer calificada de “Petarsita” por la Concejal Anacona) y los trámites que avanzan en otros planes también de importancia como el comando central de inteligencia para la policía del departamento y la misma alameda del Milagroso con recursos de regalías, tal como –insisto- lo ha reconocido el mandatario municipal.

Ojalá no vuelva a presentarse una situación en la que el Concejo Municipal deje la impresión de “desconocer o no saber” lo que hacen instituciones como la gobernación y hasta la propia asamblea del departamento. A juicio de este espacio, sencillamente como imagen no le queda bien pasar así a unos corporados, que han sido distinguidos y reconocidos por su carácter, temple, formación, debate, polémica y hasta de gran altura académica y política en las discusiones que se generan en sus sesiones, que han estado siempre arriba y muy encima de corporaciones similares en la región y aún del país, como para obviarlas, por algo que no debió haberse dado ayer con “el tal desconocimiento” ni mucho menos por ese otro acto con el que finalizó la sesión conjunta anoche.

 

¡Compártelo!