El “llamado de atención” de un Honorable Concejal, la “observación hecha” de una Secretaria de Despacho y, para completar “la escapada” del funcionario invitado a la sesión de hoy 3 de noviembre, me hicieron cantar “bingo” en la labor informativa que tanto me encanta cubrir, como es el Concejo Municipal de Guadalajara de Buga.

El llamado de atención (que de inmediato acogí) estuvo a cargo del Concejal y Presidente electo de la Corporación, Raúl Salcedo, al pedir que el suscrito estuviera en el área de las barras y no en el “sagrado espacio” habilitado para los corporados, lugar que quizá “atrevidamente invadí” un par de minutos, mientras saludé inicialmente al Honorable Concejal, José Elner González y seguidamente al Honorable Concejal, Carlos Londoño.

Ya ubicado en el espacio que debo ocupar desde “las barras”, atentamente escuché la intervención del entrante Presidente, quien muy a su estilo como orador ante “la plenaria” allí presente, planteó sus apreciaciones frente al tema del instituto descentralizado Bugabastos, que resumí en este texto y que acompañé con una imagen publicada en redes sociales, de dos de los funcionarios aludidos durante la participación del respetado cabildante:

Texto publicado en WhatsApp:

Que “El Binomio de Oro” Secretaría de Planeación y Secretaría de Hacienda del Municipio de Guadalajara de Buga, “deje de pasear mas” pidió el Concejal y Presidente Electo del Honorable Concejo local, al  referir el tema de la proyección del convenio Sena en el que a duras penas se ha presupuestado una cifra cercana a los seis millones de pesos, para de alguna manera mejorar las condiciones del Instituto Bugabastos.

Aparte de la “relación” Planeación – Hacienda, el concejal Salcedo, invitó a que forme parte “del maridaje” para salvar a dicho instituto, a las secretarías de tránsito, gobierno, desarrollo económico y competitividad del municipio, de tal manera que el papel actualmente cumplido por el abogado, Carlos Cruz, no vaya a ser quizá, el del “posible” liquidador de la entidad descentralizada.

Pues bien, minutos después de la anterior publicación, la Secretaria de Hacienda quien llegó al recinto y casualmente se sentó a mi lado, confirma preguntando al autor de este escrito si era yo, Rubén Darío Cobo y una vez di mi respuesta, “me felicitó por la foto publicada y por lo que había escrito”. Agregó que eso podía representar algún problema por no verificar lo que se decía y por utilizar una foto que es personal. Mi respuesta a la “molesta funcionaria” quien de paso “me Bendijo” fue: Doctora, simplemente sinteticé una intervención del Concejal Raúl Salcedo, la imagen está publicada en una red social y el contexto completo de lo que dijo el cabildante, lo pudieron apreciar los seguidores de la transmisión en directo por la página web del Concejo Municipal.

Este fue entonces “mi segundo momento sin color naranja” del presente día. Mi publicación la envié a los contactos de la Corporación edilicia y, a los escasos contactos de funcionarios públicos que tengo en la lista de difusión de mi WhatsApp, mientras que justo en ese momento, 17 observadores veían la transmisión en directo a través del Facebook.

Más allá del canal a través del cual le haya llegado la información a la secretaria de hacienda y su “consecuente y aparente molestia” para conmigo, no entendí, Primero, a razón de qué me dio a entender que “estaría involucrando en lo que escribí, asuntos de carácter personal y privado de ella”. Segundo, cuando me dice “le quedó muy bonita la foto” esa imagen le quedó bonita a quien la tomó y que a vista está públicamente en la red social y, Tercero, de mi parte, estoy con toda la disposición de asumir lo que bien, regular o mal “pueda traer de problema” mi publicación, que “a lo mejor no tuve un indicado intelecto de asimilación, para decodificar y haber sabido resumir” lo que con plena contundencia expuso el Concejal Salcedo “ante la plenaria”, ante los 5 funcionarios de Bugabastos invitados a la sesión, ante los 17 observadores en directo de la red social Facebook y ante las dos personas que estábamos en ese momento en las barras.

“Bastante afligido y preocupado por lo que se me puede venir” me desconcentré de tal manera que ni cuenta me di cuando salió el gerente de Bugabastos, completando así mi “bingo del color naranja opacado” ya que por el momento, me quedé sin las declaraciones del funcionario, Doctor Carlos Cruz, frente al motivo por el cual, acudió hoy al recinto de la democracia local en Guadalajara de Buga.

Al Concejal Raúl Salcedo, cuente de verdad que en adelante no “invadiré” la zona de Ustedes los Concejales, a la Secretaria de Hacienda, “infinita gratitud por su sentida Bendición” y al Doctor Cruz, espero poder contar como siempre con su tiempo y disposición, para abordar información sobre temas de ciudad.

 

¡Compártelo!